miércoles, 20 de septiembre de 2017

El altar de los guanches. Roque Nublo.




INTRODUCCION

Al igual que el Teide en Tenerife, el Roque Nublo, es uno de los símbolos más representativos de la isla de Gran Canaria.

Enclavado en el municipio de Tejeda, el monolito pétreo, se alza majestuoso en el centro geográfico de la Isla, en un escenario natural de extraordinaria belleza.

El entorno fue declarado Espacio Natural Protegido en el año 1.987 y en 1.994 Parque Rural.

De origen volcánico, fue utilizado por los antiguos aborígenes como lugar de culto, gozando en la actualidad de un especial significado para los isleños.

Aprovechando unos días de estancia en la Isla, fuimos a visitar tan emblemático lugar, realizando una pequeña ruta circular para comprobar de primera mano la espectacular belleza del entorno.


RECORRIDO

Empezamos nuestro recorrido desde La Goleta donde hemos aparcado el vehículo (Wp-01).

La ruta no tiene pérdida, es muy fácil y está perfectamente acondicionada.

El recorrido normal es visitado por cientos de personas en todas las estaciones del año.

Nosotros, una vez alcanzado el espectacular Roque, estuvimos disfrutando un buen rato de sus soberbias panorámicas, destacando, entre otros lugares de interés, el Pico de las Nieves, que es techo de Gran Canaria, el Morrón de la Agujereada, Campanario, Tamadaba, Altavista, Artenara, la Caldera de Tejada, el Roque Bentayga y un largo etcétera.

Después regresamos a la Degollada de Roque Nublo para circundar por un estupendo sendero todo su entorno, obteniendo diversas perspectivas de tan emblemático Monumento Natural.

Finalmente desde el primer cruce señalizado (Wp-02), regresaremos por el mismo camino al aparcamiento de La Goleta. Inicio y final del recorrido.


ITINERARIO

Iniciamos el recorrido desde el aparcamiento de La Goleta donde hemos estacionado el vehículo (Wp-01).


Cruzamos la carretera y cogemos el camino......


.....señalizado.....


....que está muy bien acondicionado.


Atrás vamos dejando.....


....el aparcamiento.....


.....pasando junto a un artilugio que indica que es un reloj de luz.


Según vamos avanzando las vistas se amplifican.....


.....observando en las inmediaciones el pueblo de Ayacata. 


En el paisaje, eminentemente volcánico, el contraste con la masa forestal es evidente.  


Vemos el Fraile, otro de los roques......


.....más significativos del lugar.


También observamos cercano el Roque Nublo y más alejados el Pico de las Nieves y el Morrón de la Agujereada.


Focalizamos nuestras miradas hacia la base del Nublo donde no tardaremos en llegar......


....pero la cima está reservada a los escaladores.


El camino es muy cómodo.....


...y con interesantes vistas.


Llegamos a un primer cruce señalizado (Wp-02) y cogemos el ramal de la izquierda....


.....que nos deposita en.....


.....la Degollada de Roque Nublo (Wp-03).....


.....convenientemente señalizada.


Nosotros seguimos hacia el Roque Nublo.....


....mientras fijamos nuestras miradas en otras peñas....


....y particularmente sobre El Fraile.


También percibimos La Fogalera, otra de las atalayas sobre la gigantesca caldera de Tejeda.


La ruta está siempre muy concurrida.....


....por su....


....indudable belleza.


El camino accede a la plataforma cimera desde donde contemplamos en todo su esplendor la majestuosa peña. Al lado, el Roque de La Rana la corteja con elegancia.


Su cima, tumbada en los últimos metros, fue conquistada por primera vez en 1.932 por tres escaladores alemanes.


Nosotros nos conformamos.....


.....con retratarnos en su base (Wp-04)


Desde allí captamos algunos de los elementos que utilizan los escaladores.


Una paloma ha venido también de turismo y posa para nosotros descaradamente.


Recogemos unas vistas sobrecogedoras sobre gran parte de la isla, destacando el Roque Bentayga que sobresale sobre el fondo de la montaña de Tamadaba y Altavista. Abajo en la caldera......


....destaca Tejeda y Artenara.


El caserío disgregado junto a las terrazas de labor caracteriza el terreno.


Al fondo el mar delimita el territorio.


En las profundidades de los barrancos que modula la caldera, los núcleos urbanos y las presas armonizan el espacio.


El terreno es áspero y violento.....


....como cabe esperar de una región eminentemente volcánica.


Uno de los lugares de culto de los antiguos aborígenes de la isla, Roque Bentayga.


En la masa forestal de la zona abunda el pino canario, un árbol que viste elegantemente la superficie.


El Roque de La Rana también merece una instantánea.


Luego descendemos plácidamente por la extensa mesetilla.....


....dejando atrás los enormes monolitos......


....para llegar de nuevo a la degollada.


A continuación.....


....tomamos.....


....el sendero....


....que....


....circunvala.....


....el Roque Nublo.....


....obteniendo.....


....diversas perspectivas del mismo.


En el cruce que nos encontramos tomamos la ramificación hacia La Culata (Wp-05).


Una mirada hacia el horizonte nos detiene en el cordal Altavista-Tamadaba.


La verticalidad de la pared del peñasco es impresionante.


Aparte del manto arbóreo que cubre la superficie existe vegetación de monte bajo característico del lugar.


Una ventana entre la vegetación.....


...nos permite visualizar el precioso pueblo de Tejeda.


Seguimos avanzando y el Roque nos muestra una nueva cara.


Una nueva bifurcación nos obliga a tomar la senda de la derecha (Wp-06).


El suelo está tapizado de las acículas que se caen de los pinos y también de algunas piñas.


El Roque de El Fraile se distingue en la lejanía....


....pero lo "acercamos" para verlo con mayor nitidez.


Pasear.....


....por...


....estos parajes....


...es un verdadero placer.


De nuevo en el primer cruce (Wp-02) nos dirigimos hacia La Goleta.


Ya tenemos a la vista el aparcamiento y como telón de fondo las cumbres de Gran Canaria.


La silueta de Roque Nublo.....


....es inconfundible.


Un zoom nos acerca a su base, donde hemos estado hace poco.


Al "aproximarnos" a El Fraile observamos a lo largo de una grieta unas señales que bien podrían tratarse de testigos de dilatamiento.


Al ver la localidad de Ayacata deducimos que ya nos queda poco trecho para llegar de nuevo al aparcamiento.


Ya hemos sobrepasado El Fraile.....


....llegando....


....de nuevo....


...a La Goleta. Inicio y fin del recorrido.


Hasta siempre, nos habéis dejado una huella imborrable.



DATOS DE INTERES












PUNTOS DE INTERES

La nota triste de la jornada la ocasionó un terrible incendio que se desató en las inmediaciones de la Cruz de Tejeda que devoró en pocas horas más de 2.800 hectáreas en la zona, llegando a alcanzar las Cumbres de Gran Canaria produciendo grandes destrozos en su masa forestal, y cobrándose finalmente,  la vida de una persona. Desgraciadamente pudimos comprobar con nuestros propios ojos, cuando visitábamos Tejeda y Roque Bentayga, el terrible espectáculo que se estaba produciendo y que nos envolvió en una enorme tristeza.

Mientras nos acercábamos por carretera a Tejeda habíamos visto desde la lejanía un conato de incendio cerca del pueblo.
Al poco rato, tras recibir información del lugar en la oficina de turismo de la localidad, vimos que un helicóptero provisto de una cesta de agua sobrevolaba la zona......


....desgraciadamente nuestros peores augurios se cumplieron en su totalidad. Era un día caluroso, el viento soplaba con fuerza y el fuego se extendió rápidamente.


Afortunadamente para la población de Tejeda, el fuego se desplazaba hacia arriba.


Nosotros decidimos cambiar de planes y nos dirigimos hacia el Roque Bentayga.


Desde el Lomo las Moradas, las vistas sobre el Roque Nublo y......


....el Roque Bentayga son soberbias.


Para los guanches, este espectacular afloramiento rocoso, originado por una erupción volcánica hace unos tres millones de años, era un lugar sagrado. Su inaccesibilidad justificaba su otro uso, el de refugio contra los invasores. Es la unión perfecta entre naturaleza y cultura pues representa el eje espiritual del mundo aborigen de la Isla, en plena Reserva de la Biosfera. 


Mientras tanto el fuego se sigue extendiendo por las cumbres de Gran Canaria....


.....dejando a salvo el precioso pueblo de Tejeda.


Tomamos un acondicionado camino.....


....después de estacionar el vehículo junto al Centro de Interpretación que lamentablemente estaba cerrado.


Una primera mirada nos descubre la bella localidad de Artenara famosa por existir en ella numerosas casas-cueva.


Los barrancos de la Caldera de Tejeda son espectaculares.


Enseguida llegamos a la Muralla.
(Este muro es conocido como La Muralla de Bentayga. Tiene una longitud aproximada de 80 metros y alcanza los tres metros de altura; es una construcción de piedra seca con un importante relleno. La muralla, que aprovecha un desnivel en un andén para alcanzar mayor elevación, delimita la cara naciente del poblado ubicado en la base del Roque Bentayga.)


Tras cruzarla y subir una vertiginosa escalera llegamos al Algomaren.
(Esta terraza de toba volcánica fue trabajado por los antiguos canarios para crear los dos niveles que observamos, donde apreciamos la existencia de canalillos y cazoletas labradas. Destaca especialmente la gran cazoleta central con un diámetro de setenta centímetros. La denominación de Almogaren del Bentayga es producto de interpretar este espacio como lugar asociado a las prácticas religiosas de los antiguos canarios, pues las fuentes etnohistóricas recoge este término para designar a sus lugares de culto. Los estudios arqueoastronómicos han propuesto que cumpliría también la función de marcador equinoccial, vinculando así creencias y el control que del tiempo hicieron los canarios. A ambos lados de este espacio hay dos pequeñas cuevas artificiales, que conforman el conjunto que ocupa esta atalaya natural en la base del Roque Bentayga.)


Enfrente está el Roque Nublo alterado por un fondo siniestro.


Lo abrupto del terreno obliga a realizar sinuosas carreteras para llegar a las poblaciones.


Una nueva vista de la peña nos da una imagen escalofriante de la misma.


Alrededor crece el tipo de vegetación propia del territorio.


Una nueva mirada hacia Artenara nos concede otra dimensión del pueblo más alto de Gran Canaria. 


Pero nuestro foco se dirige de nuevo.....


...al terrible incendio.....


....que progresa inexorablemente devorando el bello paisaje.


Esperemos que tras la extinción del fuego, la Administración local realice una buena gestión sobre el terreno afectado para su pronta regeneración.


Nos resistimos a dejar de mirar el Roque.....


....al igual que el bonito pueblo de Tejeda y que tenemos previsto visitar en los próximos días.


En los exteriores del centro de visitantes existen unos paneles que dan abundante y valiosa información del lugar. 


El día acompaña y las vistas sobre.....


....los sitios más significativos.....


....son extraordinarias.


El fuego avanza rápidamente y ya amenazaba al Pico de las Nieves.


Con una nueva.....


.....mirada....


....nos despedimos....


....del Roque Bentayga.


De camino hacia el Sur hicimos una parada en la Degollada de Cruz Grande......


....pudiendo comprobar que el fuego avanzaba velozmente y ya afectaba a las antenas situadas en las inmediaciones del techo de Gran Canaria.


Un cartel nos informa de las diversas rutas que se pueden realizar por la zona.


Una vez pasado Arteara, también paramos en el Mirador de la Degollada de las Yeguas.


Un lugar privilegiado para observar el sorprendente barranco de Fataga.


Abajo por una de las pistas pudimos ver el tránsito de vehículos.


El amplio mirador está ornamentado con plantas de la zona.








También es parada habitual de vendedores ambulantes y personajes pintorescos.



ACCESO AL TRACK



REPORTAJES RELACIONADOS




Esto ha sido todo, esperamos que os guste



2 comentarios:

  1. Como era de esperar Josean, un reportaje de esos a los que nos tienes acostumbrados aunque sinceramente me ha sorprendido hasta donde te has ido. Supongo que por esos lares, el sol lo tenías asegurado.

    Unas merecidas vacaciones a las que has sacado el máximo provecho disfrutando de los encantos de esos parajes que aunque " diferentes " también tienen su belleza.

    Hace ya unos cuantos años que anduve por ahí pero yo me tuve que conformar con el sol, la playa y las típicas excursiones turísticas. El día que vuelva me llevaré tu reportaje en la maleta.

    Bueno Josean, espero impaciente ese reportaje del Pirineo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar

      Como bien dices son parajes diferentes pero muy bonitos y espectaculares.

      Nos fuimos allí unos días para “descansar” de las vacaciones del Pirineo.

      Si vas alguna vez por allí, seguro que haces cosas más importantes que las que hemos hecho nosotros.

      Un saludo

      Eliminar

NOVEDAD: Reportaje agregado

NOVEDAD: Reportaje agregado
23 de Agosto de 2.014