martes, 26 de septiembre de 2017

La joya de Tamadaba. Altavista


INTRODUCCION

Al noroeste de Gran Canaria se eleva superando los 1.400 metros un macizo rocoso de enorme valor geomorfológico por sus características y singularidad. Construido a consecuencia de la actividad volcánica que tuvo la isla hace millones de años, ha quedado configurado con el aspecto accidentado que tiene en la actualidad.

Declarado Parque Natural y Reserva de la Biosfera, Tamadaba es un paraje natural de enorme belleza.

En sus acantilados y barrancos habitan una gran diversidad de fauna, sobre todo aves y reptiles, que encuentran aquí un lugar idóneo para su desarrollo vital, protegidos de la agresión humana.

También su flora alcanza un notable valor por la gran cantidad y variedad de plantas endémicas que existen en estos lugares. Destaca la enorme masa forestal de pino canario que cubre de bosques gran parte de la superficie media y alta de su territorio.

De la zona meridional de Tamadaba se desprende con orientación suroeste un cordal montañoso de suaves relieves que alcanza su máxima altitud en la cumbre de Altavista. Después se ramifica, hasta alcanzar su eje principal la comarca de La Aldea.

Hoy hemos recorrido un paraje encantador, por bellas y cuidadas sendas, en el que caminar se hace enormemente agradable dando rienda suelta a los sentidos.

Hemos alcanzado su punto culminante con poco esfuerzo, disfrutando de un entorno soberbio, en la más absoluta soledad, escuchando, una vez más, el silencio.

Hoy hemos estado en Altavista y hemos disfrutado como nunca, por eso os lo queremos contar……


RECORRIDO

Empezamos el recorrido en la Degollada del Sargento. En un pequeño aparcamiento hemos estacionado el vehículo (Wp-01). Comentar que como Degollada se conoce aquí a los collados o los puertos.

Toda la ruta transcurre por un precioso y cuidado camino, solo en el tramo final hay que superar una pequeña pendiente que se vence con muy poco esfuerzo.

Altavista con 1.376 m. de altitud está señalizada con un vértice geodésico (Wp-02) y tiene las vistas muy limitadas a consecuencia del bosque.

Si se quieren obtener mejores panorámicas hay que seguir 150 metros más hasta alcanzar una cota inferior de 1.359 m. donde hay mucha mejor visibilidad.

Desgraciadamente desconocía ese detalle y regresé desde el mismo vértice, perdiéndome uno de los alicientes del recorrido.

Antes de llegar a la cima hay separado por un collado una cota de similar altitud a la principal que está señalizada con una bandera. Yo la obvié pero me fijé que no era problemática su subida.

El regreso lo realizamos por el mismo camino hasta el coche. Inicio y fin del recorrido.


ITINERARIO

Iniciamos el recorrido desde la Degollada del Sargento (Wp-01). Allí hay un pequeño aparcamiento donde hemos estacionado el vehículo.

Al inicio del camino unos paneles e indicadores nos dan la información precisa.

El camino está.....

....perfectamente acondicionado.

 Atrás, al norte, tenemos Tamadaba.

Durante el transcurso de la excursión tendremos vistas tanto hacia la derecha como a la izquierda.
Al sureste se distinguen Roque Bentayga y Roque Nublo.

De momento el camino tiene un trazado sin apenas desniveles.

Dos de los emblemas de Gran Canaria.

El pino canario es lo más habitual, pero también encontramos otro tipo de vegetación.

Moriscos cierra la Caldera de Tejeda por el norte.

Abajo, al noroeste, la playa del Risco.

También encontramos algo de "fauna" como este gusano.

La senda....

....invita....

....al relajo....

....y....

....al disfrute del paisaje.

El bosque no es muy tupido y encontramos algunos miradores naturales que utilizamos para fijarnos en algunos detalles que posee el entorno.

Hoy el día está con gran cantidad de nubes......

....pero eso no es impedimento para distinguir algunos de los sitios más representativos de la Isla.

El pino canario es una preciosa especie...

....de indudable belleza.

La presa de Tirma situada 400 metros más abajo.

La montaña de Tamadaba, con su cumbre principal de La Bandera de 1.444 metros de altitud. 

Los barrancos hacia la zona occidental son espectaculares.

Pasamos junto a un.....

....pequeño roque que hay cerca del camino.

El bosque es precioso con un colorido muy bonito.

La mirada, en cuanto podemos, no deja de focalizar a unos viejos conocidos.

Ya tenemos delante la cota.....

...previa....

...a la cima....

...de Altavista (Wp-02)

Foto para el recuerdo.

Las vistas son algo limitadas. 150 metros más al sur existe una cota de la que se obtienen mejores panorámicas, pero desgraciadamente este detalle no lo conocía y no fui a visitarlo.

La Aldea de San Nicolás de Tolentino con sus característicos invernaderos de plantaciones de tomates.

Me imagino el óleo que me gustaría llevar de recuerdo.

Después de un ratito en la cima.....

....emprendo el regreso.....

...por el mismo camino.

Abajo observo la sinuosa carretera que pasa por Acusa camino de La Aldea.

Ahora voy solo, Teresa me está esperando abajo, pues tenía molestias en una rodilla.

Subo a un peñasco que hay en el collado que separa las dos cotas principales para echar una última mirada a mi precioso trofeo.

Los escarpes hacia la zona noroccidental son de vértigo.

Soslayo....

....la cota gemela que está señalizada con la bandera canaria....

....y....

....sigo trayecto.

Teresa me espera cerca....

....para....

....seguir el.....

....camino juntos.

Desconocemos el nombre de la especie, pero abundan por el lugar.

Ya vamos....

....avanzado....

....un buen....

....trecho...

....en....

....el....

...regreso.

Pasamos por un cruce señalizado.....

....muy cerca de....

....la Degollada del Sargento. Inicio y fin del recorrido.

Desde su mirador echaremos una nueva mirada a un paisaje fascinante.


DATOS DE INTERES






Mientras nos estábamos cambiando empezaron a caer unas gotas y decidimos desplazarnos hasta Tamadaba para comer algo.

Hoy este será nuestro peculiar "restaurante" al aire libre.

Un lugar precioso y muy tranquilo.

Gran Canaria tiene una estupenda red de senderos muy bien señalizada y con amplia información en paneles y carteles. También dispone de extensa documentación sobre ellos que se puede conseguir en las oficinas de turismo.

Siguiendo la carretera de un solo sentido que circunda el parque natural pasamos por las casas forestales que hay junto a ella.

Después nos desplazaremos a la cercana localidad de Artenara, un pintoresco pueblo que no se puede dejar de visitar.


PUNTOS DE INTERES


Su topónimo es una voz de origen amazigh (bereber) cuya traducción más aceptada es "lugar escondido entre rocas".

Situado en las cumbres occidentales de Gran Canaria, a 1.270 metros de altitud, Artenara es el pueblo más alto de la isla, constituyendo una excelente plataforma desde donde contemplar hermosas panorámicas del Roque Nublo, el Bentayga y, en definitiva, de toda la cuenca de Tejeda.

La complicada geografía de Gran Canaria impone límites importantes a la actividad humana. Desde que pusieron, por primera vez, sus pies en esta tierra, sus hombres y mujeres tuvieron que ingeniárselas, y mucho, para salir adelante. La práctica ausencia de agua en las zonas llanas y las necesidades de vivienda los empujó hacia las alturas. Las condiciones ambientales les obligaron a aferrarse a los riscos y buscar casi cualquier grieta para construir sus casas. Se las ingeniaron para hacer de las alturas verticales espacios habitables. Los canarios excavaron sus cuevas aprovechando la ductilidad de la piedra volcánica, abrieron sendas, escaleras, pasadizos, lugares de reunión, canales y albercas para el agua.
Artenara es un lugar ideal para apreciar los yacimientos arqueológicos que muestran la forma de vida de los aborígenes canarios.

El uso de cuevas como vivienda en Artenara se remonta a la época preeuropea. En el municipio la población prehispánica se localiza en los lugares de Acusa, Artenara, Tirma y Risco Caído. Tras la conquista de Gran Canaria en 1478, los colonizadores, castellanos y portugueses, se asientan en el lugar. Los nuevos pobladores se dedican al pastoreo y desarrollan tareas agrícolas basadas en el cultivo del cereal. Las cuevas aborígenes son aprovechadas por la nueva población, costumbre que continúa hasta la actualidad. En Artenara se contabiliza el 17% de las 2.192 cuevas censadas en Gran Canaria, la única isla del Archipiélago que la utiliza como vivienda habitación.
(Fuentes: Portal del Ayuntamiento de Artenara y Wikipedia)

Una gran estatua preside el Mirador del Corazón de Jesús

Desde allí la mirada hacia la Caldera de Tejeda es espectacular.

También podemos ver el casco urbano al cobijo de la montaña, el Mirador de los Poetas y el Mirador de la Atalaya......

....y como no, el Roque Bentayga.

En el pueblo destaca por su envergadura la Iglesia de San Matías.

Otra de las sorpresas que nos depara este pueblo.

El Mirador de Unamuno.

“El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua.”

Miguel de Unamuno


Lamentablemente a la hora que llegamos no estaba abierto y no lo pudimos ver.

Detalles de casas cuevas.

Preciosa entrada a una de las casas.

Más detalles.

La Ermita de la Cuevita


“Un pueblo de cuevas colgadas de los derrumbaderos sobre el abismo. Allí está la ermita de la Virgen de la Cuevita, iglesiuca tallada en la roca misna, de la que se han sacado el altar, el púlpito, los confesionarios. Todo ello de una sola pieza. Y no dejan de tener sus comodidades aquellas cuevas, cuidadosamente enjalbegadas en que viven los vecinos de Artenara”.

Miguel de Unamuno





Al lado de la ermita, un jardín ofrece......

....gran variedad de plantas.

Artenara acostada sobre.....

....la montaña.

Plaza de San Matías, lugar de encuentro de los Artenarenses.

Mirador de La Atalaya.


Vistas desde el mirador.

Artenara en su particular escenario.

Hasta siempre.....

....Altavista



La Zona Arqueológica de Cañada de Los Gatos es un conjunto emblemático en el ámbito de la arqueología prehispánica insular conformado por diversos enclaves que antaño formaron una unidad; un poblado costero que se originó en la desembocadura del barranco de Mogán y que fue creciendo hasta convertirse en un gran asentamiento en el que se concentraba un importante núcleo poblacional: las casas de piedra que forman el poblado de La Cañada de Los Gatos, La Casa de Las Siete Esquinas, los enterramientos en cistas y túmulos de La Puntilla y Las Crucecitas y las cuevas de enterramiento, aparecen dispersas en la vertiente oriental del barranco muy cerca de su desembocadura y son los vestigios arqueológicos que se conservan en la actualidad.

Declarado Bien de Interés Cultural por su interés científico, su importancia dentro del marco cronocultural de las poblaciones indígenas y por su estado de conservación, la Zona Arqueológica de Cañada de Los Gatos es un asentamiento principalmente costero, ubicado en un lugar estratégico, elegido por los antiguos habitantes de la isla por las buenas condiciones que ofrecía el medio: buen clima para vivir, agua corriente continua procedente del barranco, buenas tierras, buenas condiciones climáticas para el cultivo y una costa cercana que ofrecía abundantes especies marinas, componente importante en su dieta. Así lo atestiguan los restos encontrados a través de las excavaciones arqueológicas que han proporcionado una antigüedad al poblado de más de 1300 años.

Hoy, esta Zona Arqueológica está preparada para la visita con unos recorridos que comunican las diferentes áreas del poblado y que ofrecen al visitante un paseo excepcional a través del cual conocerá el modo de vida de los antiguos canarios a la vez que disfrutará de unas espectaculares vistas del Puerto de Mogán y de la desembocadura del barranco desde su mirador-cafetería.
(Fuente: http://www.grancanaria.com/turismo/es/)

En días posteriores visitamos algunos sitios muy atrayentes. Por su interés cultural este fue uno de ellos.

Huelgan los comentarios. Las imágenes hablan por si solas.










El Puerto de Mogán fue uno de los pueblos más bonitos de los muchos que visitamos.








ACCESO AL TRACK


REPORTAJES RELACIONADOS






Esto ha sido todo, esperamos que os guste

2 comentarios:

  1. Bello y trabajado reportaje, Josean

    Os habéis " pegado " unas buenas vacaciones y además muy bien aprovechadas. Un poquito de montaña y también " turisteo " para conocer y darnos a conocer estos paradisiacos parajes.

    Mucha y sana envidia aunque tengo muy claro que si fuera con " la jefa " a las Canary Islands " poco " monte iba a hacer.

    A ver con qué nos sorprendes en la próxima " entrega " que, por cierto, esperamos impacientes

    Un saludo " artista "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar

      Han sido unas vacaciones que hemos disfrutado mucho.

      Yo las he agradecido un montón porque he “descansado” de la tralla que me metieron en Agosto Unai y Julio.

      La siguiente te va a gustar, una del Pirineo, no tan dura como las que tú haces, pero muy bonita.

      Un saludo

      Eliminar

NOVEDAD: Reportaje agregado

NOVEDAD: Reportaje agregado
23 de Agosto de 2.014