jueves, 17 de agosto de 2017

El alfil del Aspe. Llena del Bozo.



INTRODUCCION

Integrado en los Picos de la Garganta de Aisa, la Llena del Bozo es el pico más oriental y de menor altitud de la denominada “Trilogía del Aspe”, definida así al encadenamiento de los tres picos que componen ese exigente reto, Aspe, Llena de la Garganta y el propio Llena del Bozo.

Situados al noroeste de la provincia de Huesca el Circo del Aspe presenta una inaccesible cara Norte cayendo verticalmente sobre su valle homónimo.

Sin embargo, tres brechas vulneran la muralla rocosa para acceder a sus bases desde la zona septentrional. El paso de la Graganta de Aisa, al Este, el paso de la Garganta del Aspe, y el Paso de Napazal o Brecha Wallon, a poniente, son los collados más accesibles desde esta vertiente para alcanzar los mencionados montes.

Nosotros alcanzaremos el Paso de Napazal desde el Sur, por ser menos exigente y tener más garantías para coronar la Llena del Bozo, un pico con relieves tortuosos que hará que nos empleemos a fondo para conseguir su afanada cima. Mirador privilegiado, su cumbre ofrece unas panorámicas impresionantes sobre el Pirineo Occidental, tanto a un lado como al otro de la línea fronteriza.


RECORRIDO

Hemos iniciado el recorrido desde el aparcamiento de La Cleta, al que llegamos siguiendo una carreterita asfaltada que sale de Aisa. Allí hemos estacionado el vehículo (Wp-01).

Tras pasar una barrera metálica seguimos por la pista que asciende por el barranco al valle de Igüer.

Al poco rato de pasar la indicación al refugio Saleras, nos desviamos del camino del valle en un cruce señalizado (Wp-02).

Tomamos la senda que se dirige al Pico Aspe, al cabo de poco más de dos kilómetros, la abandonamos para seguir de frente, dirección Norte.

Atravesando canchales y pedreras seguiremos ese rumbo hasta alcanzar el Paso de Napazal o la Brecha Wallon, importante vía de comunicación hacía el Valle del Aspe.

Desde allí torceremos a la izquierda, a poniente, para remontar una dura pendiente mixta de hierba y piedras. Flanquearemos la ladera a media altura y nos internaremos en una zona más conflictiva de roca y piedra. Después de pasar las hostilidades, la ladera se suaviza y vuelve a aparecer la hierba. Tras un corto trecho alcanzamos la cima de la Llena del Bozo de 2.566 metros de altitud. Impresionante mirador en todas las direcciones.

Para coronar tan ansiada cima hemos contado con nuestro amigo Julio, gran conocedor de estos lares y que nos ha facilitado enormemente la ascensión, guiándonos por la mejor ruta para alcanzar tan anhelado trofeo.

Como siempre ha sido un placer especial contar con su compañía.

El regreso lo hemos realizado por el mismo itinerario.


ITINERARIO

Iniciamos el recorrido desde el aparcamiento de La Cleta (Wp-01).

Unos paneles nos dan amplia información sobre los itinerarios de la zona.

Hoy nos acompaña nuestro amigo Julio que se ha brindado a ser nuestro guía.

Una vez superada la cuesta inicial, accedemos al valle de Igüer, donde tenemos el primer contacto visual con nuestro objetivo de hoy.

Siguiendo el ancho camino dejamos a la izquierda el desvío al refugio de Saleras.

Más adelante....

.....llegamos....

....a una bifurcación señalizada......

....donde cogemos el camino hacia el Aspe (Wp-02).

Enfrente vemos el pequeño refugio de Saleras.

Transitamos en dirección norte por senda evidente.

El valle de Rigüelo lo dejamos a la derecha, al este.

Otra señalización nos indica nuevos desvíos. Nosotros seguimos con el mismo rumbo.

Ante nosotros tenemos las cimas más características del valle de Rigüelo.

Al sur las montañas prepirenaicas.

El camino de momento....

....es bastante cómodo....

....sin grandes pendientes.

Desde aquí ya visualizamos con nitidez la trayectoria a seguir.

Atravesamos un incómodo canchal...

.....y empezamos un duro ascenso evitando la pedrera.

Julio nos indica por donde bajaremos después. Lo mismo hace de guía....

....que de paparazzi.

Una vez superado el duro trecho obtenemos una buena perspectiva de lo que tenemos que atravesar para alcanzar..... 

....el Paso de Napazal o Brecha Wallon. Importante collado para llegar al Valle del Aspe.

Aquí torceremos a la izquierda para remontar una loma mixta de hierba y piedras.

Atrás la impresionante dama del tablero.

Flanqueamos la loma a media ladera......

....para introducirnos en una caótica zona de rocas.

Una vez acabadas las hostilidades el terreno vuelve a moderarse.

Hemos alcanzado la zona cimera.....

 ....y podemos mirar hacia abajo desde una buena posición para ver Candanchú y Astún.

Estos ya han llegado a la cima y a mí me faltan los últimos metros......

....para coronar la Llena del Bozo (Wp-03).

Estamos felices, hemos conseguido el botín deseado.

Las vistas desde la cima hablan por sí solas, nunca mejor dicho.











En bello contraste se separan el norte y el sur.

Después de un merecido descanso, fuimos a inspeccionar el acceso por la otra vertiente donde Julio me orienta por donde habría que bajar.

Luego emprendemos el regreso por el mismo camino.

Ahora hay que extremar las precauciones porque el terreno es bastante inclinado. 

La Llena de la Garganta, un goloso objetivo para el que tendré que prepararme a fondo......

....aunque....

....infunde mucho respeto.

Vamos perdiendo altitud y con ello visibilidad en el horizonte, aunque aún podemos divisar cimas significativas.

El siempre omnipresente Midi d' Ossau.

Hemos pasado la zona más rocosa del itinerario y ya podemos observar el tobogán por donde bajaremos.

En el descenso observamos a una pareja de montañeros que tienen como objetivo la Llena de la Garganta.

Nosotros llegaremos enseguida a.....

....la Brecha Wallon, lugar de encuentro de ambos itinerarios.

Ellos ya han tomado el desvío.....

....cuando nosotros llegamos al Paso de Napazal.

Desde aquí tendremos un largo.....

....e incómodo....

....descenso....

....a....

....través....

....de la pedrera.

Atrás hemos dejado las zonas más conflictivas

Antes de pasar el último canchal observamos el bonito pico de Mesola....

....la Punta Alta de Napazal.....

....y el collado del Bozo.

Mientras atravesamos el canchal miramos hacia atrás para admirar nuestro galardón.

Las estribaciones de la Llana de la Garganta imponen respeto.

Llena del Bozo - Punta Alta de Napazal
Mallo Peñaruaba

Las dos Llenas.

El terreno se ha suavizado enormemente,....

....recuperando la notable senda....

....que desciende suavemente.

Una Eguzkilore en el camino brilla como un sol

El Valle de Rigüelo hace acto de presencia.

Pico Rigüelo  2.299 m.

Mallos de Lecherines  2.452 m.  

Pico Lecherín (Pico de la Garganta de Borau)  2.566 m. 


Un poste indicador señala varias rutas que se pueden seguir desde ese punto,......

....una de ellas hacia el Valle de Rigüelo, que Julio y Unai están observando.

La Magdalena con la cicatriz en forma de pista que la hiere.

Hemos perdido bastante altura y ya logramos divisar el refugio de Saleras......

.....y un espectáculo.....

....sublime.

Nos encontramos con un nuevo cruce de caminos convenientemente señalizado.

Otra muesca mas.

A ver si algún día nos colgamos también esta medalla.

El Valle de Rigüelo, una estampa pirenaica inolvidable.

Refugio de Saleras, situado a 1.567 metros de altitud.

Macizo de Bernera y las Llenas

Punta Alta de Napazal - Ruabe de Bernera - Pico Olibón
Llena del Bozo - Llena de la Garganta

Un precioso peñasco que no hemos logrado identificar.

Una de nuestras últimas miradas a este precioso entorno.

Llegamos de nuevo al cruce que separa el Valle de Igüer del Barranco de Estarrón.

Otra preciosa postal de nuestro querido Pirineo.

Definitivamente nos despedimos de este paisaje excepcional......

....visualizando el itinerario que hemos seguido.

Ya solo queda caminar los últimos metros por la ancha pista.... 

....que nos devuelve al aparcamiento de La Cleta. Inicio y fin del recorrido.


DATOS DE INTERES







ACCESO AL TRACK



REPORTAJES RELACIONADOS




Esto ha sido todo, esperamos que os guste



2 comentarios:

  1. Precioso reportaje Josean

    Una maravilla de montaña y un lugar muy frecuentado aunque la mayoría de visitas se las lleva el Aspe, lo cual hace que sus dos " vecinas ", las Llenas, sean una " tentación " más apetecible si cabe.

    Creo que una vez estando, merece la pena un " pequeño " esfuerzo más y " coronar " la otra Llena. No supone mucho desde la Brecha pero buerno, ya tienes una excusa para volver.

    Del reportaje, poco que decir, bueno no, todo lo contrario, aunque creo que cualquier adjetivo que ponga se quedaría corto, así que permíteme que no lo califique. Ya vemos que sigues en tu línea y el " listón " nos lo estás poniendo cada vez más alto. Un gran trabajo,como siempre, Josean.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar

      Pues sí, es una montaña que había que subir. Me gustó mucho.

      Ahora bien, hacer las dos Llenas me quedaba un poco grande, yo me conformo con cosas más humildes. Los dos que llevaba conmigo las hubiesen hecho sin ningún problema, pero decidieron no dejarme “solo”.

      Un saludo

      Eliminar

NOVEDAD: Reportaje agregado

NOVEDAD: Reportaje agregado
4 de Agosto de 2.014