jueves, 13 de abril de 2017

En tierra pasiega. Colina 1.441 m.



INTRODUCCION

Situado al Este de la comunidad Autónoma de Cantabria en pleno Macizo del Alto Asón, se encuentra situado el monte Colina, una porra acastillada  de 1.441 m. de altitud.

Protegido por abruptas depresiones en el marco del maravilloso paisaje que, durante miles de años, la erosión ha dejado sobre el terreno calizo, le hace merecedor de un reconocimiento singular.

Es una zona que teníamos ganas de conocer. Ya habíamos estado por el entorno en varias ocasiones, pero esa montaña aún no la habíamos conquistado.

La disculpa vino en forma de sendos reportajes que los foreros Astur y Eskar de Mendiak habían publicado recientemente en tan fabulosa página y que nosotros leímos con mucho interés.

Con un tiempo inmejorable nos pusimos en marcha para realizar la excursión.

Pasamos a través de elementos geológicos de gran interés, caminamos por estupendas sendas al amparo del hayedo, disfrutamos de un entorno rural con tradiciones ancestrales, en definitiva, gozamos de un medio natural incomparable que ningún amante de la montaña y el senderismo se debería perder.


RECORRIDO

Hemos partido del Collado del Asón. Allí hay un aparcamiento donde hemos estacionado el vehículo (Wp-01)

Un panel al inicio de la pista nos da información del terreno y las indicaciones en los postes nos señalan la dirección a seguir.

Caminaremos por la pista carrozable, pasando cerca de las cabañas de Horneo, llegando en poco más de dos kilómetros y medio a una bifurcación señalizada (Wp-02). Nosotros continuaremos de frente por la pista.

Seguimos un kilómetro y medio más y llegamos al Alto de la Posadía. Alli abandonamos la pista que baja al llano de Bernavinto y Bustalveinte, torciendo a la derecha para coger una senda (Wp-03). Un poste indicador nos señala la PR-S77 (Vuelta a La Colina).

El sendero se eleva suavemente hasta que llega a la altura de la cabaña de Concinchao (Wp-04). Cerca cogemos el desvío de la derecha, obviando el camino que se dirige a San Roque de Río Miera señalizado en un poste.

Luego nos introduciremos en un bosque y llegaremos a las Hazas del Respiradero, espectacular entalladura en la roca de enormes dimensiones que debemos de atravesar. Sin lugar a dudas uno de los lugares más fascinantes del recorrido.

Seguimos por terreno de lapiaz que una inteligente senda lo soslaya.

Dejaremos a la derecha las cabañas de Brenacobos y llegaremos al Alto de las Estacas, collado que separa Carrío de Colina.

En dirección Noreste, remontaremos la ladera que nos separa de su porra cimera. En el extremo Norte, un buzón señala su punto culminante (Wp-05).

Después de un rato contemplando espectaculares panorámicas, empezaremos el descenso hacia el Norte.

La senda gira NE-E para bordear el Hoyón de Saco, una impresionante depresión de dimensiones considerables.

Durante todo el recorrido nos vamos encontrando estacas balizadas con las señales de PR.

Una vez bordeado la gran dolina, pasaremos junto a un gran lapiaz que la erosión lo ha dejado llamativamente liso.

Al poco rato llegaremos a las cabañas de Saco sobre un paisaje típicamente pasiego.

Después nos introduciremos en el hayedo que puebla la ladera nororiental de los Castros de Horneo.

Cuando terminamos de bordear la ladera, descendemos hasta recuperar la pista en la primera bifurcación (WP-02).

Luego solo nos queda desandar los dos kilómetros y medio que nos separa del Collado del Asón (Wp-01). Inicio y final del recorrido.


ITINERARIO

Iniciamos el recorrido desde los Collados del Asón, allí hay un estupendo aparcamiento donde hemos estacionado el coche (Wp-01)

Una pista acta para vehículos sale del mismo. Un panel nos da información del terreno y el poste indicador nos señala las rutas a seguir.

Pasaremos junto a una pequeña granja....

....y más adelante al lado de una fuente.

El camino es cómodo y se utiliza para acceder a las cabañas que hay dispersas por la zona.

A este caballo se le notan un poco las costillas pero no creo que sea por falta de alimento.

El típico paisaje pasiego hace acto de presencia, cabañas de altura con cercado para los pastos.

Una mole rocosa nos llama poderosamente la atención, ......

....son los Castros de Horneo.

Flanqueando el camino....

....se encuentran los Campanarios.

A la derecha del carril vemos las cabañas de Horneo.

Una señalización nos indica la dirección hacia Colina, pero nosotros no la cogeremos, porque vamos a hacer la excursión en sentido inverso a las balizas numeradas que marcan el recorrido (Wp-02)

La configuración de rocas de los Castros de Horneo es tremendamente caótica.



Algunos paneles a lo largo de la ruta nos dan información diversa de la zona.

Llegamos al Alto de la Posadía (Wp-03). Allí tomaremos una senda.....

....que parte por la derecha, dejando la pista que baja al llano de Brenavinto y se dirige al paraje de Bustalveinte.

El camino se eleva suavemente.....

....adornado por florecillas y protegido por.....

.....los Campanarios.


Abajo, a nuestros pies, se abre un precioso circo.

La senda hace un pequeño.....

....quiebro para librar una zona de rocas profusamente señalizada.

A lo largo de la ruta veremos abundantes estacas con marcas de PR

Aparece el Picón del Fraile.....

....mientras progresamos por el sendero.

Tras una revuelta llegamos a la cabaña de Concinchao. Sin llegar a ella giramos a la izquierda (Wp-04).....

...obviando el camino que se dirige a San Roque de Río Miera por la GR-74.

Luego nos introduciremos en un bosque....

...por una vereda que el otoño se encargó de tapizar.

Volvemos a salir a terreno despejado....

...y observamos que dos montañeros transitan por una senda a un nivel inferior....

...separada por el lapiaz.

Luego entraremos en el lugar más espectacular del recorrido.

Se trata de las Hazas del Respiradero,....

.....una entalladura en la roca de dimensiones considerables.

Al salir.....

....el terreno kárstico se apodera del lugar.

El camino sigue tomando altura y ya divisamos algunas de las cumbres que rodean el circo.

A la vera del camino unas preciosas plantas que no sabemos identificar,....

....lo ornamentan.

La senda va bordeando sutilmente el lapiaz.....

....y enseñándonos más nítidamente las instalaciones militares que coronan el Picón del Fraile.

Se trata del Escuadrón de Vigilancia Aérea Nº 12 (EVA-12).
Es un edificio bunquerizado donde se encuentra un radar y los sistemas que dan servicio a este.
Tiene como misión principal, la detección, el procesamiento y la transmisión de datos radar a cualquiera de los centros de Mando y Control ubicados en la Península.
Así mismo, actúa como relé de comunicaciones entre estos centros de Mando y Control, y las aeronaves que se encuentran dentro de su área de cobertura.
(Fuente: Ministerio de Defensa)

También por la zona hay cosas más bonitas.

Seguimos el periplo por trazado evidente y señalizado.

El sendero va girando hacia la derecha con vistas al monte Carrío.

Al sur vemos Peña Lusa y el inconfundible Picón del Fraile o Las Motas

Un monte que ya no podremos coronar como lo hicimos en el año 90 cuando no había instalaciones militares.

Ya tenemos de frente a nuestro objetivo. Colina, una preciosa porra amurallada.

Al fondo observamos la majada de Seldelcuende, mientras el camino esquiva el terreno kárstico de la mejor manera posible.

Parece que el fuego ha arrasado esta zona recientemente, no sé si de forma controlada para quemar rastrojos.

En algunos lugares se sigue manteniendo la actividad rural como antiguamente, utilizando los caballos y las mulas como medio de transporte. Al fondo las cabañas de Brenacobos.

Nosotros nos dirigimos a la muralla rocosa que protege el monte Carrío....

.....que soslayamos....

...por su flanco más débil.

Llegaremos al Alto de las Estacas, collado que separa Carrío de Colina.

Desde allí las vistas son más prodigiosas. Observamos el Porracolina, monte que tuvimos ocasión de coronar en Marzo del 2.006 desde Bustablado tras una exigente ascensión.

Decididamente nos encaminamos a superar el último repecho del Colina....

....dejando atrás el monte Carrío. Echando también una mirada identificamos algunas cimas del entorno.

Hemos superado el anillo rocoso que protege la meseta cimera.....

...y nos encaminamos a su extremo Norte, donde un buzón señala el punto culminante (Wp-05)

Colina 1.441 m. de altitud.

Tendremos un reposado tiempo para disfrutar de las estupendas panorámicas que se divisan.
Nos llama poderosamente la atención el Mortillano y sus escoltas el Mazo Grande y Mazo Chico.....

....y por supuesto todas las cimas del entorno.

Cerca tenemos el Mesón de Saco y el Hoyón de Saco, depresión que bordearemos en el descenso.

Tras el descanso emprendemos el descenso desde el buzón, primero en dirección Norte.....

....para después girar hacia el Este.

Como en todo el recorrido la senda es clara y evidente.....

....con....

....abundante....

....señalización.

Bordeamos el Hoyón de Saco por la izquierda, enorme dolina a los pies de Colina.....

....y pasamos junto a un curioso lapiaz plano......

.....de proporciones considerables.

El monte Mortillano se le ve majestuoso. Es un goloso trofeo que alcanzamos en Noviembre del 92.

Traspasado el lapiaz,....

....la senda, tras realizar unos quiebros,.....

....nos lleva.... 

....a la.....

....majada de Saco,......

....un lugar idílico.

De dónde venimos.

El Mesón de Saco.

Mazo Chico, Mazo Grande - Mortillano, El Copete y Mullir

Valle del Asón

Mortillano, siempre se nos escapa la mirada hacia él.

Hornijo, Mazo Chico y Mazo Grande

La trocha pasa al lado de un antiguo abrevadero.....

....y se introduce....

....en....

....el.....

....bosque.

El omnipresente Mortillano, que lo tenemos continuamente de frente.

Hornijo y Mazo Grande

El camino da un giro bordeando los últimos peñascos de los Castros de Horneo desde donde observamos el aparcamiento y tras él, la zona de La Gándara.

Extremo Sureste de....

...los Castros de Horneo

Ahora la senda....

...se dirige....

....decididamente.....

....hacia....

...entroncar....

...con....

....la....

...pista en el Wp-02.

Ya....

....solo....

...queda...

....desandar...

...el....

.....trecho....

....que nos separa....

....del aparcamiento. Inicio y final de esta preciosa excursión.

De regreso a casa paramos para hacer unas tomas de la famosa cascada.




DATOS DE INTERES







ACCESO AL TRACK


Esto ha sido todo, esperamos que os guste



3 comentarios:

  1. Muy buena vuelta,me gusta
    siempre he andado en travesias por alli y con prisas por los horarios,me gusta mas asi poca gente y recrearse del entorno
    un saludo a los dos
    Kepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay materia por ahí para hacer alguna incursión más. La zona de los Castros de Horneo es muy golosa pero debe de ser un poco conflictiva. Ya veremos a ver que se puede hacer.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Otra más que interesante ruta, y ya van muchas, esta que acompañada de un sobresaliente reportaje, nos presentas, Josean.

    Zona desconocida para mí pero que resulta sumamente atractiva y atrayente.

    Veo que disfrutásteis de una jornada espectacular, de esas que hacen que gocemos, más si cabe, de esta completa colección de fotografías con las que nos deleitas y que muestran con todo lujo de detalles la belleza del entorno.

    Es de agradecer el " trabajo " que te tomas a la hora de confeccionar estos exquisitos reportajes que tanto nos hacen disfrutar y con los que espero nos sigas deleitando por mucho tiempo.

    Un saludo

    ResponderEliminar